Estás en Padre de mascota

¿Tu gato babea? Descubre las posibles causas de este problema

COMPARTIR |

Ver a un gato con babeo o ptialismo no es una condición común. A diferencia de los perros, los felinos salivan muy poco, al punto de que algunos padres de mascota aseguran que nunca vieron a sus compañeros gatunos en una situación como esta. Sin embargo, a veces un gato babea por causas serias.

No debemos juzgar a la ligera una situación como esta y los especialistas de Gábrica te aconsejan tomar medidas inmediatas en caso de que se presente este problema. Las causas por las cuales tu gato babea pueden ser de cierta gravedad y algunas de ellas deben ser tratadas como verdaderas emergencias veterinarias.

A continuación conocerás algunas de estas razones y cómo proceder en caso de que sospeches de estas enfermedades.

¿Es grave cuando mi gato babea?

Esto es relativo. En este artículo aprenderás que tu regalón puede babear por causas muy sencillas, como el placer que le produce estar contigo, o el desagrado de tener que tomar una medicina; así como por causas mucho más graves, que incluso podrían estar poniendo en riesgo su vida.

Vayamos desde los casos más simples a lo más complejos.

Por placer

No es para nada habitual, pero podría suceder. Algunos gatos producen mucha saliva cuando están muy relajados, compartiendo un tiempo amoroso contigo, o al percibir el olor de su comida favorita.

Podría pasar que, además de ronronear, veas cómo tu gato babea mientras lo acaricias. También podría ocurrir algo similar al saber que llegó la hora de comer. Sea como sea, es un hábito que comenzará a manifestar desde temprana edad y acabarás por acostumbrarte a él

Por un medicamento

Si tienes un gato en casa, ya debes haber comprobado que los felinos no son muy amigos de las medicinas. Ciertas sustancias, especialmente las medicinas que se suministran como un jarabe, pueden provocar en ellos desagrado, además de una excesiva salivación.

Notarás que aunque la boquita de tu peludo se cubre de una baba espesa a los pocos minutos estará como si nada, y tú habrás cumplido con el tratamiento indicado por el veterinario, sin importar cuánto desagrado le produzca al minino… Al fin y al cabo, ¡es por su bien!

(Lee también: ¿Existe el Síndrome de Down en gatos?)

Objetos extraños en su boca

Si tu regalón acostumbra a robar sobras de la basura, podría llegar a tener un incidente desagradable con objeto extraños, por ejemplo: las espinas del pescado o los huesos del pollo, que suelen astillarse, ocasionando en ciertos casos lesiones en la boca o la garganta de tu mascota.

Si presumes de que esta podría ser la causa de su salivación excesiva, es importante que un veterinario lo evalúe, podría haber un cuerpo extraño obstruyendo su garganta.

(Lee también: Atención veterinaria eficaz y medicamentos de calidad para cuidar de tu mascota)

Miedo o estrés

Al igual que ocurre cuando tú estás estresado, tus mascotas también pueden experimentar una serie de síntomas involuntarios, causados por el miedo o por la ansiedad. Uno de ellos podría ser ver a tu gato babeando. 

Cuando debes llevar a tu peludo al veterinario, por ejemplo, es probable que tenga un episodio de ptialismo, causado por el hecho de tener que enfrentarse a una situación que le produce estrés y que asocia con estímulos desagradables. En estos casos, el problema pasará una vez el animal vuelva a estar en calma.

(Lee también: Gata en celo: Aprende cómo indentificarlo y de qué manera ayudarla)

Náuseas o vómitos

En ciertas ocasiones, tu gato babea al sentir náuseas. Recuerda que estos episodios pueden ser ocasionados por bolas de pelo, porque quizás tu mascota comió pasto o cualquier otra hierba que le indujo el vómito, o por algún trastorno gastrointestinal.

Los vómitos en tu gato no tendrían que alarmarte, siempre y cuando sean esporádicos. Si comienzas a observar este problemas de forma prolongada por días, es necesario acudir lo antes posible a un veterinario.

Envenenamiento

Una de las causas graves por las cuales podrías notar que tu gato babea, es envenenamiento. La mascota pudo haber ingerido algún químico tóxico en casa y esto requiere que actúes lo antes posible. A diferencia de los perros, que vomitan o pueden presentar cuadros de diarrea ante un posible envenenamiento, en tu minino las consecuencias pueden ser más letales. Es recomendable siempre tener en casa el producto de vetnil ENTEREX, ya que este es un adsorbente de toxinas y venenos presentes en el tracto gastrointestinal.

Los gatos son más susceptibles a las sustancias tóxicas, es por esto que si ves salivación excesiva en tu peludo y presumes que puede haber tragado alguna sustancia corrosiva, debes acudir cuanto antes al veterinario.

Problemas dentales

La reabsorción dental es un problema muy frecuente en gatos domésticos, llegando a afectar al 75% de las mascotas. Aunque los veterinarios aún no tienen una explicación clara para este problema, sí conocen muy bien los síntomas: dolor en la boca, falta de apetito y ptialismo.

Los problemas de reabsorción dental pueden ser internos o externos y suelen ser difíciles de identificar. Un síntoma claro de que tu gato está pasando por esta dolorosa situación, es una línea roja en la encía. Un veterinario podrá ayudar a tu mascota con el tratamiento adecuado, haciendo una evaluación completa de su dentadura.

Traumatismos

Los traumatismos suelen producir babeo en gatos. Debes recordar que los felinos tienen una tolerancia muy alta al dolor, por eso es difícil identificar en ellos síntomas que denoten que siente dolor físico.

El babeo excesivo puede ser uno de ellos. Al ser atacados por otros animales o al recibir un golpe severo, así como lesiones en la cara o en la mandíbula, tu gato podría expresar su malestar babeando. Llévalo a tu veterinario con urgencia.

Fallos renales

Es una de las principales causas de enfermedad en gatos domésticos y el ptialismo o salivación excesiva es uno de sus síntomas. Si observas que tu mascota bebe mucha agua, orina demasiado, pierde el apetito, baja de peso y tiene mal aliento, además de babear, podrías estar ante un caso de falla renal.

Solo tu veterinario podrá salvar la vida de tu mascota en estos casos. Acude al especialista tan pronto te sea posible. También te recomendamos la línea de Hill’s Prescription Diet para gatos.

Referencias bibliográficas:

Camila Thomas (2019). Mi gato babea, ¿por qué y qué hacer? Mis Mascotas. Recuperado de:

https://misanimales.com/mi-gato-babea-por-que-y-que-hacer/

Glendy Chamorro (2019). Si tu gato babea es momento de tomar acción ¡Entérate por qué! Wapa. Recuperado de:

https://wapa.pe/mascotas/1492709-gatos-salivacion-gato-babea

Mónica Sánchez (2019). Por qué mi gato babea mucho. Notigatos. Recuperado de:

https://www.notigatos.es/por-que-mi-gato-babea-mucho/

Zorayda Coello (2017). ¿Por qué mi gato babea mucho? Experto Animal. Recuperado de:

https://www.expertoanimal.com/por-que-mi-gato-babea-mucho-22668.html

¿Quieres recibir contenido exclusivo y los mejores consejos para el cuidado de tu mascota?